Informacion

Alquimia en la Edad Media

Alquimia en la Edad Media

La alquimia en la Edad Media era una mezcla de ciencia, filosofía y misticismo. Lejos de operar dentro de la definición moderna de disciplina científica, los alquimistas medievales abordaron su oficio con una actitud holística; creían que la pureza de mente, cuerpo y espíritu era necesaria para perseguir con éxito la búsqueda alquímica.

En el corazón de la alquimia medieval estaba la idea de que toda la materia estaba compuesta de cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua. Con la combinación correcta de elementos, se teorizó, se podría formar cualquier sustancia en la tierra. Esto incluía metales preciosos y elixires para curar enfermedades y prolongar la vida. Los alquimistas creían que la "transmutación" de una sustancia en otra era posible; así tenemos el cliché de los alquimistas medievales que buscan "convertir el plomo en oro".

La alquimia medieval era tanto arte como ciencia, y los practicantes preservaron sus secretos con un sistema de símbolos y nombres misteriosos para los materiales que estudiaron.

Orígenes e historia de la alquimia

La alquimia se originó en la antigüedad, evolucionando independientemente en China, India y Grecia. En todas estas áreas, la práctica finalmente degeneró en superstición, pero emigró a Egipto y sobrevivió como disciplina académica. En la Europa medieval, revivió cuando los eruditos del siglo XII tradujeron obras árabes al latín. Los escritos redescubiertos de Aristóteles también jugaron un papel importante. A fines del siglo XIII, los principales filósofos, científicos y teólogos lo discutieron seriamente.

Los objetivos de los alquimistas medievales

  • Para descubrir la relación del hombre con el cosmos y aprovechar esa relación para el mejoramiento de la humanidad.
  • Para encontrar la "piedra filosofal", una sustancia esquiva que se creía que hacía posible la creación de un elixir de inmortalidad y la transmutación de sustancias comunes en oro.
  • En la Edad Media posterior, usar la alquimia como herramienta en el avance de la medicina (como lo hizo Paracelso).

Logros de los alquimistas en la Edad Media

  • Los alquimistas medievales produjeron ácido clorhídrico, ácido nítrico, potasa y carbonato de sodio.
  • Pudieron identificar los elementos arsénico, antimonio y bismuto.
  • A través de sus experimentos, los alquimistas medievales inventaron y desarrollaron dispositivos y procedimientos de laboratorio que, en forma modificada, todavía se usan hoy en día.
  • La práctica de la alquimia sentó las bases para el desarrollo de la química como disciplina científica.

Asociaciones de mala reputación de alquimia

  • Debido a sus orígenes precristianos y al secreto en el que sus practicantes llevaron a cabo sus estudios, la Iglesia Católica vio a la alquimia con recelo y finalmente la condenó.
  • La alquimia nunca se enseñó en las universidades, sino que se transmitió de maestro a aprendiz o estudiante clandestinamente.
  • La alquimia atrajo seguidores de lo oculto, con lo que todavía está asociado hoy.
  • No faltaron los charlatanes que utilizaron las trampas de la alquimia para defraudar.

Alquimistas medievales notables

  • Tomás de Aquino fue un eminente teólogo al que se le permitió estudiar alquimia antes de que fuera condenado por la Iglesia.
  • Roger Bacon fue el primer europeo en describir el proceso para fabricar pólvora.
  • Paracelso utilizó su comprensión de los procesos químicos para avanzar en la ciencia de la medicina.

Fuentes y lecturas sugeridas

  •  Alquimia: Ciencia del Cosmos, Ciencia del Alma por Titus Burckhardt; traducido por William Stoddart
  • Alquimia: el arte secreto por Stanislas Klossowski De Rola
  • Alquimia: los alquimistas medievales y su arte real por Johannes Fabricius
  • La piedra filosofal: una búsqueda de los secretos de la alquimia por Peter Marshall

Ver el vídeo: Los secretos de la alquimia - Documental (Abril 2020).